¿Casarse en viernes? 8 ventajas que no podrán pasar por alto

El día de las bodas, por excelencia, es el sábado.

Muchas parejas deciden casarse ese día debido a que la mayoría de las personas no trabajan y tendrán más tiempo para los preparativos de la noche. Sin embargo, la realidad es que casarse en viernes tiene un montón de ventajas. 

Es preciso que salgan de lo convencional y escojan un día realmente único para festejar el momento más importante de sus vidas: ¡Su casamiento! A continuación, las 8 ventajas que no pueden pasar por alto para casarse un viernes.

Si es una boda destino, tendrán más tiempo para disfrutar con sus seres queridos

¡Sí! Esta es la primera ventaja que deben conocer. Cuando son bodas destino (que se festejan en otros lugares que no son su sitio de residencia) generalmente los invitados se quedan unos días más, luego de la boda. Por ello, casarse un viernes les dará la oportunidad de disfrutar con ellos el día el sábado e incluso el domingo. 

Recuerden que es el mejor momento para compartir con todas aquellas personas que no ven desde hace mucho tiempo. ¡Casarse en viernes les dará esta posibilidad!

 

 

Los proveedores estarán disponibles para ustedes

Lo común es que las bodas se festejen un día sábado, por lo que, si se casan un día viernes, los proveedores tendrán más tiempo para lo que deban preparar en su celebración. 

Su boda será la protagonista

Es común que algunos festejos coincidan con los de otros amigos o familiares, específicamente cuando se realizan un sábado. Por ello, su boda será la protagonista del día porque los viernes son menos solicitados para estos eventos.

Gracias a ello, es seguro que la mayoría de los invitados asistan y no tengan ningún inconveniente para acompañarlos en una fecha tan especial.

¡Posibles descuentos!

¡No dudes de esto! Casarse un viernes tiene la ventaja de que podrán gozar de algunos descuentos. Debido a que es un día de poca demanda en cuestiones de eventos sociales, algunos proveedores deciden regalar descuentos a clientes atrevidos como ustedes. ¡Es maravilloso!

¡Un día realmente feliz!

El viernes es el día más feliz de la semana; este da inicio al fin de semana, al tiempo de relajación y disfrute. Por ello, hacer su boda un día viernes, hará que la vibra del lugar sea aún más hermosa de lo que ya podía ser. ¡Mucha gente feliz!

Si la fiesta fue realmente buena, tendrán tiempo para recuperarse

Esto es importante porque si luego se van de luna de miel, el viaje será muy tedioso por el cansancio previo. Así que, ¡cásense un viernes y luego descansen!

El día transcurrirá con buena vibra y a tiempo

Este día da pie a que los proveedores no tengan excusa para faltar en nada. ¡La boda estará lista a tiempo!

¡Las maletas estarán listas con tiempo de sobra!

¡Sí! Si se casan un viernes, tendrán todo el sábado y domingo para prepararlas y que no les falte absolutamente nada para celebrar su luna de miel. ¡Está dicho, la boda será un viernes!

Deja un comentario